campanadas.jpg

Parece que fue ayer cuando en España nos tomamos las uvas para recibir al 2009, pero ha pasado ya un año y desde luego es un momento en el que se hace un resumen de lo que cada uno ha vivido, tanto cosas buenas como cosas no tan buenas. Es un momento en el que se esperan las campanadas con atención, con emoción y una mezcla de sensaciones muy interesantes y que simplemente duran unos segundos, justo antes de comer las uvas.

Siempre es una alegría haber llegado a este año y estar con tu familia y demás seres queridos, porque es una muy buena señal y es un momento en el que nos sentimos felices de estar nuevamente todos juntos, intentando comer las uvas tan pronto como nos sea posible. Esto segundos mágicos se viven por igual en toda España y es desde luego un momento de gran interés para poder pasarlo todos juntos, para luego celebrar el año nuevo.

Siempre es especial poder celebrar el fin de año con la mayor felicidad y esperar que el año sea lo mejor posible, sobre todo que se cumplan todos nuestros deseos y podamos disfrutar de un 2010 con salud y demás cosas que cada uno quiera pedir. Las campanadas marcan el final de un año y al mismo tiempo el comienzo de otro. Es un momento que se vivirá hoy 31 de diciembre, porque en unas horas el año 2009 habrá pasado a la historia, como suele suceder.

Foto|Vayatele