En España se ha dicho durante mucho tiempo (y aún se sigue escuchando) que “Teruel no existe”. Pero nada más lejos de la realidad, porque Teruel no sólo existe, concretamente es una ciudad perteneciente a Aragón, sino que además cuenta con una de las leyendas más románticas de todo el país. Y es que “los Amantes de Teruel” poco tienen que envidiar a Romeo y Julieta.

Un amor imposible, distancia, reencuentro y final trágico. Esta historia tiene todos los ingredientes para ser una GRAN HISTORIA DE AMOR, con mayúsculas… Vivían en el siglo XIII en Teruel Isabel y Diego. Ambos se amaron desde la adolescencia, pero la influyente familia de ella no veía con buenos ojos a la humilde familia de él. Por este motivo, Diego decidió marcharse a tierras lejanas en busca de fortuna.

Transcurrieron los años y el día que Diego regresó después de haber conquistado la gloria, escuchó cómo repicaban todas las campanas. Isabel, cansada de esperarle, contraía matrimonio con el poderoso señor de Albarracín, don Pedro de Azagra. Ese mismo día Diego logró hablar con Isabel y, al despedirse de ella para siempre, le pidió un beso, pero ella se lo negó. No pudiendo soportar tanta angustia, Diego murió de dolor a sus pies.

Al día siguiente se celebraba en la Iglesia de San Pedro el funeral de Diego. Isabel, vestida de boda y con el rostro oculto tras el velo, se acercó hasta el cadáver para darle el beso que le negó vivo. Después permaneció abrazada a su cuerpo. El hecho impresionó de tal manera a la ciudad entera, que ésta decidió dar sepultura a los cuerpos de Diego e Isabel en la misma iglesia donde aconteciera tan dramático suceso.

En el año 1555 las momias de ambos fueron descubiertas al realizar unas obras en una de las capillas de esa iglesia. Hoy en día se pueden visitar sus esculturas en el llamado Mausoleo de los Amantes, lugar donde además reposan sus restos.

Desde 1997 cada tercer fin de semana de febrero, la ciudad celebra “Las Bodas de Isabel de Segura”, donde miles de turolenses se echan a la calle vestidos con trajes de la época y reviven el ambiente de la Edad Media. También se crea un auténtico mercado medieval y un numeroso grupo de actores interpretan la famosa historia de los amantes.

Amantes de Teruel

Amantes de Teruel