playas.jpg

Valencia es uno de los destinos de sol y playa más interesantes y por ello quiere dar una buena imagen con una serie de normas para los bañistas en sus playas. Estas normas son de obligado cumplimiento, porque de lo contrario las multas pueden ser muy importantes. Una primera norma es bastante lógica ya que no se podrá pasear con animales, algo que está prohibido en buena parte de España a lo largo de la temporada de verano y tiene bastante lógica.

También queda prohibido instalar tiendas de campaña, además de poner música a un volumen demasiado alto. También se ha prohibido la venta ambulante, algo que puede parecer extraño pero que entra dentro de las normas para las playas de Valencia. Por otro lado normas básicas de higiene como no dejar basuras, entra dentro de las normas de convivencia que cualquier persona debe conocer. Tampoco se podrá practicar surf, debido a que puede ser peligroso para los bañistas.

También no se podrá bañarse con bandera roja ni hacerlo con gel en las duchas, algo que por desgracia mucho siguen haciendo en otros lugares de España. La multa mínima será de 750 euros y la máxima de 3.000 euros. Ahora se debe tener más cuidado que nunca, pero son normas lógicas y que entran dentro de lo normal. Con estas normas Valencia quiere ofrecer a los turistas una buena imagen y hacer de sus playas lugares de interés para todos los turistas, sobre todo porque es uno de los grandes atractivos para los visitantes.

Foto|Flickr