barcelona-puerto.jpg

La tasa turística que aplica Cataluña no gusta en absoluto a las diferentes navieras que operan con el puerto de Barcelona, como Costa Cruceros, entre otras, y por ello están considerando la posibilidad de abandonar esta ciudad en los próximos meses, debido a que la tasa hace que la actividad de las navieras no sea tan rentable y lógicamente tienen muchos otros puertos donde pueden obtener unos mejores resultados. Es una tasa que a partir de noviembre cobrará a cada naviera 2,5 euros por pasajero y es un dinero que sin duda importa mucho a las principales navieras.

En tiempos de crisis destinos como Barcelona tienen que buscar formas de conseguir mayores recursos, pero ahora lo que está en peligro es la continuidad de diferentes navieras en el puerto de Barcelona, lo que podría repercutir mucho en la cifra de cruceros que llega hasta esta ciudad durante todo el año, que podría descender de forma notable a partir del mes de noviembre en cuanto se comience a aplicar esta tasa turística por cada crucerista.

Posiblemente algunas navieras quieran dejar en 2013 el puerto de Barcelona y opten por operar en otros lugares de Europa donde no exista una tasa turística como la que se impondrá en Cataluña por cada crucerista que llegue a Cataluña a partir de noviembre, un incremento que no se pueden permitir las navieras en estos momentos. Serán unos meses muy importantes para el turismo de cruceros en Cataluña, ya que no se puede permitir que las navieras abandonen Barcelona a partir de noviembre.

Vía | Hosteltur
Foto | flickr